English

Español

Envío gratuito en toda la península

International shipping available

Envíos a península gratuitos a partir de 60€ | garantía pelotari project
pelotari project warranty

Cuando el jai-alai fue distintivo de modernidad en China

Si nos pidiesen señalar los lugares del mundo donde se levanta un frontón, lo fácil sería poner puntos en el País Vasco, Navarra, sur de Francia, Castilla y León, Valencia; habría quien también apuntaría a Miami, México DF o Caracas por eso de los vascos que tuvieron que emigrar tras la Guerra Civil. Los más avispados hablarían de los jai-alai que funcionaron en Filipinas. Pero pocos asociarían este deporte con China.

La ciudad de Shanghai, la más poblada del país –con más de 23 millones de habitantes– abrió hace 91 años uno de los frontones más espectaculares del mundo.

Su imagen e iconografía han servido como inspiración para los diseños de algunas de las camisetas y sudaderas para la primavera verano de pelotari.project.

Fue inaugurado en 1929, disponía de aire acondicionado  y más de 3.000 personas podían disfrutar del espectáculo. Una locura. La fiebre por el frontón duró hasta mediados de los años 40 y durante la guerra con Japón los partidos se celebraron de noche.

Este imponente recinto se conoció como Central Auditorium o Parc des Sports –fue promovido por el banquero francés Felix Bouvier– y poco a poco fue recibiendo la visita de pelotaris de altura. En 1934 llegó a contar con un cuadro de pelotaris contratados para toda la temporada. En 1975 se convirtió en un gimnasio para el distrito.

       Estado actual del Frontón Auditorium de Shanghai.

En el caso de Tianjin, una de las mas importantes metrópolis del norte de China, a orillas del río Hai, la construcción del jai alai estuvo vinculada a empresarios italianos. Grandes pelotaris como José María Iriondo Urquidi jugaron en su pista hasta 1938. Su hijo, que nació en Tianjin en 1936, está considerado el primer pelotari chino de la historia. La construcción –su torre a modo de faro todavía se puede ver hoy– fue remodelada posteriormente y convertido en el Gran Teatro del Pueblo.


aspecto del antiguo frontón de Taijin

Estado actual del Forum de Tianjin, en la actualidad el Club Marco Polo.
Foto: Panoramio

Cuando estos frontones empezaron a ser utilizados para otras actividades, muchos de los pelotaris decidieron marcharse a Filipinas.

La cesta punta formó parte de la modernidad china en los años treinta, como antes, a principios del siglo XX, fue el deporte de moda en España. Poco después vendría el fútbol. Esa es otra historia…